Subscribe via RSS Feed Google plus Etalentum LinkedIn Etalentum Youtube Etalentum

Gestión de recursos humanos: técnicas efectivas para el éxito

25 marzo, 2020

Gestion de recursos humanos: técnicas efectivas

En los últimos años, los departamentos de recursos humanos de las grandes empresas se han convertido en el intermediario cultural entre la alta dirección y la plantilla en general, adoptando roles de dirección, formación, motivación y comunicación de la cultura empresarial. Sin embargo, esto pone una distancia, una capa de barrera entre las necesidades de la plantilla, por su respectiva parte, y la capacidad de cambiar las cosas por parte de gerencia. Es aquí donde la adecuada gestión de recursos humanos puede contribuir a que la relación entre empresa y plantilla sea realmente simbiótica y efectiva. A continuación te indicamos algunas técnicas efectivas de gestión de recursos humanos:

Proactividad en la atracción del talento

Es más fácil la gestión de recursos humanos cuando se tiene al equipo ideal

Para que la gestión de recursos humanos sea mucho más fácil, es importante contar con el equipo adecuado y tener en plantilla a las personas ideales para desarrollar las responsabilidades de cada puesto. Para lograr atraer a estos candidatos ideales es importante que la empresa sea atractiva para los profesionales talentosos. Hoy la empresa debe crear y comunicar una marca que hable de las ventajas de trabajar para dicha empresa y no para cualquier otra. A esto se llama atraer talento a través del employer branding. Hay que tomar la iniciativa y llevar la voz cantante en la conversación pública sobre qué implica trabajar para la empresa. Este tipo de técnicas no solo es muy positivo para atraer talento en un primer momento. También es muy efectivo para potenciar la implicación del personal y por tanto la retención de talento a largo plazo.

Análisis óptimo de puesto y competencias

Lejos quedaron los días en los que quien fundara la empresa conoce a todas y cada una de las personas de que trabajan en ella, por nombre y siendo consciente de sus fortalezas y debilidades. Sin embargo, que haya quedado atrás no quiere decir que no se pueda volver a aspirar a ello, aunque este conocimiento esté distribuido entre varias personas. La gestión de recursos humanos efectiva pasa por conocer en profundidad a la plantilla y optimizar el encaje entre el puesto y la persona que desempeña el trabajo. Al fin y al cabo, una persona que busque empleo siempre preferirá un puesto apropiado a su formación y habilidades a un subempleo que considere superfluo o no se amolde a su escala de valores.

Planes de formación y capacitación actualizados bottom-up

Es necesario que los planes de formación y capacitación que se pongan en marcha estén actualizados, sean pertinentes y hagan un uso óptimo del tiempo dedicado al los mismos. Para que esta técnica sea eficiente, la formación no debe centrarse solo en la opinión del departamento de recursos humanos, sino en un proceso consensuado de recogida de datos y necesidades de la plantilla. Una vez acotados los conocimientos, procedimientos o habilidades que se van a potenciar, el contenido de la formación o entrenamiento debe apoyar el desarrollo conjunto de una cultura, valores y formas de actuar comunes. Como en el chiste de «“¿Cuántos psicólogos son necesarios para cambiar una bombilla?” “Solo uno, pero la bombilla tiene que querer cambiar”», la participación y —como consecuencia— el compromiso de la plantilla con los planes de transformación y desarrollo es fundamental para que sean efectivos.

Enfoque grupal del rendimiento  

Una política de remuneración, incentivos y beneficios sociales efectiva debe tener los pies firmemente plantados en la realidad de la empresa y de la plantilla. Para maximizar la innovación, gestión del estrés y tolerancia al riesgo de la plantilla, las personas deben poder confiar en que los problemas que causa la ausencia de dinero están resueltos, y que su única preocupación es hacer bien su trabajo con ayuda del resto de equipos y departamentos. Es más, poco a poco va quedando atrás la visión de la empresa como suma de individuos: en los últimos tiempos se están potenciando técnicas de evaluación del rendimiento basadas en resultados grupales (team-centric), no individuales. 

En conclusión, para garantizar la efectividad de la gestión de recursos humanos es necesario ser conscientes de cuáles son las auténticas necesidades de la empresa, estando en contacto con la misma y llevando a cabo análisis serios de las necesidades, costes y beneficios de la inversión en capital humano. 

¿Qué te han parecido las técnicas de gestión de recursos humanos que te hemos traído hoy? ¿Has comprobado ya la efectividad de algunas de ellas? Nos interesa mucho saber tu opinión, déjanosla en comentarios.

Gestión de recursos humanos: técnicas efectivas para el éxito

Sobre el autor:

Los comentarios están bloqueados.