Subscribe via RSS Feed Google plus Etalentum LinkedIn Etalentum Youtube Etalentum

Tipos de liderazgo

30 septiembre, 2020

Entendemos por liderazgo empresarial la habilidad que todas las personas de una compañía pueden desarrollar y, por la cual, el líder del departamento o de la empresa es capaz de influir en el equipo para lograr sus objetivos.

En el mundo de los negocios, nunca encontraremos una receta única que sirva para todas las organizaciones, trabajos, equipos o sectores, ya que el contexto es determinante a la hora de tomar ciertas decisiones.

En este post de Etalentum analizaremos las competencias demandadas a los líderes, y cuáles son los tipos de liderazgos, con algunas de las ventajas y desventajas de cada uno de ellos.

El estilo de liderazgo que mejor encaje con cada organización vendrá determinado por diferentes factores:

  • La cultura empresarial
  • Los objetivos
  • La dimensión de la empresa
  • La personalidad del equipo

Evidentemente, existen una serie de competencias demandadas a los líderes que son comunes en todos los estilos de liderazgos. El buen líder aprovecha el potencial de cada uno de los miembros del equipo analizando sus habilidades y fomentando su crecimiento empresarial. Es consciente que el grado de satisfacción y bienestar del equipo es directamente proporcional al éxito de la compañía.

Tipos de liderazgo

Es indudable que el estilo de liderazgo tiene consecuencias directas en los trabajadores. Cambiándolo pueden aflorar dinámicas de relación y trabajo muy distintas a las instauradas.

Un estilo de liderazgo positivo mejorará el rendimiento de los empleados, su bienestar, y por tanto los beneficios de la empresa, ¡y no solo económicos!. Por el contrario, un liderazgo negativo creará estrés entre los empleados, bajará su autoestima y los beneficios de la empresa se podrían ver afectados.

Liderazgo Laissez-faire

Este estilo de liderazgo se caracteriza por la falta de feedback regular y por la no intervención. El líder entiende que su equipo está capacitado para resolver las tareas y que por tanto hay que “dejarles hacer”, “laissez-faire” en francés; sólo interviene cuando es necesario. Tienen más peso los resultados que el procedimiento, es un estilo no autoritario que aumenta la motivación y la creatividad de los empleados.

En cuanto a los inconvenientes del liderazgo Laissez-faire, hay muchos empleados que necesitan estar más pautados para exprimir al máximo su productividad. Muchas veces se puede llegar a perder el control de la compañía y aumentar los costes de esta.

Liderazgo democrático

Este estilo de liderazgo apuesta por la participación e implicación de los empleados, se promueve el diálogo y se tienen en cuenta las opiniones del equipo. Por lo tanto, se trata de un líder que no cree en las actitudes autoritarias y fomenta la comunicación interna. Aunque este tipo de liderazgo tiene muchísimas ventajas, puede ser complicado superar ciertas discrepancias entre los miembros de un mismo grupo, afectando potencialmente al clima laboral.

Liderazgo autocrático

El liderazgo autocrático se caracteriza por la ostentación de poder por parte de los jefes, la comunicación es del todo unidireccional y es muy difícil que los profesionales puedan expresar su opinión. Se trata de una forma de liderazgo negativa ya que puede generar en los empleados estrés, baja autoestima y puede reducir la productividad.

Liderazgo transaccional

Este tipo de liderazgo se basa en el intercambio, normalmente de incentivos económicos, como recompensa a los trabajadores por el trabajo bien hecho o la consecución de objetivos. En este estilo, ambas partes se benefician, es un liderazgo positivo porque fomenta el sentimiento de pertenencia y mejora la productividad y el clima laboral, también los beneficios económicos de la compañía. Este estilo de liderazgo funciona muy bien en épocas de gran estabilidad, en un contexto cambiante, como el que estamos viviendo actualmente, puede no ser la mejor opción.

Liderazgo transformacional

El capital humano es el pilar fundamental del liderazgo transformacional. El líder tiene claro que la transformación sólo será posible si es capaz de incidir en el compromiso de los trabajadores mediante la confianza y la comunicación fluida con los jefes. En este tipo de liderazgo se promueve mucho la creatividad y la participación. En cuanto a las desventajas del liderazgo transformacional, está el hecho de que poner tanto el foco en que el clima laboral sea favorable, puede provocar que en momentos de crisis la capacidad de respuesta sea demasiado lenta.

No hay pues, un estilo de liderazgo que sea el óptimo para todas las empresas, de hecho, en muchas ocasiones, incluso coexisten distintos estilos de liderazgo en cada departamento. No obstante, conocer bien sus formas y potencialidades ayudará a elegir el estilo más adecuado para cada contexto.

Archivado en: Blog

Los comentarios están bloqueados.