Subscribe via RSS Feed Google plus Etalentum LinkedIn Etalentum Youtube Etalentum

¿Sabes si eres un workaholic?

26 marzo, 2018

Es posible que seas un workaholic y no quieras reconocerlo, también es probable que alguien de tu alrededor sufra este trastorno, pero, ¿Qué es ser un workaholic? Se trata de la adicción incontrolable al trabajo sin descanso. ¿Te viene alguien a la mente?

Hay que saber diferenciar entre las personas que son adictas al trabajo de las que simplemente les apasiona su vida laboral o son altamente responsables.

workacholic

¿Cómo detectar las personas adictas al trabajo?

Encontramos diversas características que definen a las personas con esta adicción:

Son personas que no disfrutan nunca del tiempo libre que tienen, no se permiten ni siquiera tenerlo ya que les provoca una gran ansiedad solo el hecho de pensar que no están trabajando. Por este motivo son personas que necesitan trabajar los 7 días de la semana y el máximo de horas posibles.

Esta actitud les conduce a prevalecer la vida laboral por encima de la personal, dejando de dedicar tiempo a la pareja, a la familia y a los amigos. No les interesa tener vida social ya que prefieren dedicar el tiempo a trabajar.

Delegar tareas les es prácticamente imposible, debido a que piensan que nadie puede hacerlas mejor que ellos mismos. Tienen un afán de control muy alto, siendo incapaces de dejar una tarea sin terminar ya que les invade el sentimiento de culpa. Al mismo tiempo, tienen la necesidad de admiración y subordinación de los demás.

Les da pánico decir “no” a alguna tarea o al jefe. Piensan que si se niegan serán despedidos automáticamente o que generarán una decepción enorme.

¿Cómo solucionar esta adicción?

A los individuos que sufren esta adicción hay que hacerles entender que hay tiempo para trabajar y tiempo para disfrutar. No estar trabajando no significa ser un vago ni un irresponsable.

Muchas veces esta adicción también se produce al intentar no afrontar otro tipo de problemas o situaciones personales, como por ejemplo, tener una ambición por el dinero o tener problemas económicos, tener una falta de organización, tener problemas familiares y querer llegar lo más tarde posible a casa o tener una autoestima muy baja.

Cabe decir que no solucionar esta adicción afecta la salud física y mental provocando hipertensión arterial, ataques al corazón, enfermedades gástricas, dolores de espalda, alteraciones del sueño, ansiedad, depresión e intento de suicidio.

Sobre el autor:

Los comentarios están bloqueados.