Subscribe via RSS Feed Google plus Etalentum LinkedIn Etalentum Youtube Etalentum

¿Cómo acercarte a tus empleados? 11 tips para generar confianza

26 marzo, 2018

Es posible que como jefe de tu empresa y debido a tu rutina diaria, te des cuenta de que cada vez estás más lejos de tus empleados. Intenta evitar que esta distancia se haga cada vez más y más grande, ya que es muy probable que se desencadene una mala organización, una tensa comunicación y que tus empleados empiecen a desmotivarse. Para no llegar a esta situación de riesgo, te dejamos algunos tips con los que puedes acercarte a tus empleados.

OFJH7Z0

El requisito más importante de todos es que no confundas el miedo con el respeto. Tus empleados deben sentirse cómodos y capaces de acercarse a hablar contigo sin problemas. Que te tengan miedo no va a aportar nada bueno a tu empresa.

Sé flexible y entiende a tus empleados, todos tenemos urgencias o cuestiones personales que debemos resolver de vez en cuando; ir al médico, ir al banco, ver la función de navidad de los hijos pequeños… Si les permites estas pequeñas flexibilidades de horario te vas a ahorrar faltas inesperadas o excusas para no asistir al trabajo.

Presta atención a tus empleados, permite que se acerquen cuando quieran a plantearte problemas, quejas o mejoras. Escúchalos de verdad y ponte manos a la obra para proponer soluciones y realizar las mejoras que te piden lo antes posible.

Interésate por tus empleados más allá del trabajo. Intenta conocer cuáles son sus vidas, su familia, las actividades que realizan, lo que más les gusta y a qué dedican su tiempo libre. Romperás la barrera de jefe – empleado, haciéndole sentir que lo valoras y que te interesa más allá del ámbito laboral.  Ganarás confianza para que se acerquen a ti si en algún momento lo necesitan.

Ten respeto por tus empleados. El respeto es algo que nunca se debe perder, aunque seas el jefe, mostrar superioridad y soberbia no te va a ayudar. No infravalores ni juzgues a tus empleados sin motivo.

Sitúa a cada trabajador. Debes saber cuáles son las responsabilidades de cada uno de ellos, sus puntos fuertes y débiles, las aspiraciones que tienen y cómo trabajan… En definitiva, debes conocer el perfil de cada persona, porque todos son diferentes, no los trates como máquinas.

No te limites a dar indicaciones para que tus empleados las realicen mecánicamente. Es mucho mejor compartir tus ideas con todo el equipo y dejar que opinen sobre ellas, además de asegurarte de que las han entendido.

Para ir un paso más allá, realiza actividades o encuentros fuera de la empresa siempre que sea posible y que les apetezca a los empleados; una barbacoa, una escapada a la playa un día de verano, una pequeña excursión por el monte un fin de semana… No solamente conseguirás acercarte más a tus empleados sino que también ayudarás a crear un buen clima laboral, a relajar las tensiones y generar empatía entre todos.

No molestes a tus empleados cuando estén de vacaciones. Pocas veces existen urgencias que no puedan esperarse unos días o que no las pueda solucionar otra persona. Respeta los pocos días de vacaciones que tiene un empleado al año.

Acuérdate de preguntar. No siempre estés esperando a que vengan a decirte las cosas. Si no preguntas, seguirás estando al margen y sin enterarte de muchas cosas.

Tener una actitud positiva es fundamental, sobretodo en los momentos más difíciles o cuando surgen problemas. Ser realista y positivo para afrontar las situaciones y transmitir esta energía a todo tu equipo es fundamental para generar más confianza y resultados.

Sobre el autor:

Los comentarios están bloqueados.