¿Qué es el smart working?

por Anna Tañà

El smart working es un nuevo concepto de trabajo que ha aparecido recientemente. Representa un primer peldaño en la transformación de la gestión de los RRHH de ahora en adelante. Este concepto engloba diferentes formas de trabajar como por ejemplo el teletrabajo. La obligatoriedad de trabajar a distancia por la Covid-19, ha eliminado los prejuicios que había hacia esta metodología.

Las mejoras en la conciliación familiar, la reducción de gastos y la facilitación de la logística personal y familiar, ha cambiado las estrategias de las empresas. Se ha demostrado que el teletrabajo mantiene la productividad y los beneficios, aunque también tiene sus puntos débiles. Además se ha descubierto que la deslocalización incluso ha mantenido la retención de talento.

El smart working representa un proceso esencial a la hora de disponer de garantías durante la transición de la gestión de la empresa. Este método se centra en los resultados y deja de lado las horas durante la jornada laboral. Harvard Deusto explica diferentes características del smart working:

  • Usa metodologías específicas

Para que funcione, hace falta definir todas las tareas y los objetivos.

  • Tener una buena estrategia de comunicación

Con el smart working se pierden las dinámicas de comunicación dentro de la empresa. Precisamente este es uno de los principales riesgos. Por esta razón es indispensable desarrollar una estrategia de comunicación que garantice un intercambio de información, laboral e informal.

  • Utilizar herramientas apropiadas

Se necesitan buenos software para que sea efectivo. La tecnología juega un papel importante en la implementación de este método. Es un avance hacia la transformación digital en los departamentos de RRHH.

  • Requiere movilidad y flexibilidad

Implementar el smart working significa poder trabajar desde cualquier parte. Se apuesta por los espacios de trabajo compartidos, cerca de las viviendas. Este método es uno de los más importantes en la nueva gestión de los RRHH. El empleado debe gestionar sus tiempos en función de su carga de trabajo.

La irrupción del smart working será un beneficio para las empresas en términos de productividad.

Además, será un factor clave para captar nuevos talentos, fidelizarlos y reducir la rotación del personal. Los profesionales autónomos externos serán muy demandados para las empresas, según datos de Nexo Professional Community se espera que aumente este tipo de contrataciones hasta un 79%.

Muchas de las empresas están en pleno periodo de cambios y transformación y deberán adaptar sus estrategias si quieren seguir formando parte importante del mercado laboral y manteniendo su competitividad.

Etalentum colabora con el MBA de la UVic

Publicaciones relacionadas

Esta web utiliza 'cookies' de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y un mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Aceptar Leer más