Subscribe via RSS Feed Google plus Etalentum LinkedIn Etalentum Youtube Etalentum

Motivar un equipo desmotivado

10 septiembre, 2020

Mantener a tu equipo motivado es clave para mantener la productividad y un clima laboral positivo. Saber reconocer que los empleados están dando algún signo de desmotivación y abordar rápidamente este tema ayudará a fomentar un ambiente de trabajo positivo orientado al crecimiento empresarial.

La desmotivación laboral consiste en un progresivo desinterés por el puesto de trabajo y el desempeño de sus funciones. Se trata de un factor que siempre puede aparecer, por eso es importante contar con las herramientas y los recursos necesarios para poder prevenirla y tratarla. Por ejemplo, un software de encuestas que analizan el clima laboral puede ser muy útil ya que permite detectar rápidamente la situación de cada persona.

Causas de la desmotivación

  • Falta de reconocimiento por parte de los superiores cuando se consiguen los objetivos marcados.
  • Salario: el pensamiento de que no se gana lo suficiente por el trabajo realizado.
  • Estancamiento profesional: cuando no se ve la posibilidad de promocionarse internamente.
  • Un mal clima laboral: mala relación con los compañeros, instalaciones incómodas, etc.
  • Falta de seguridad en el empleo
  • Mala comunicación con los rangos superiores
  • Falta de confianza en la empresa y en sus líderes

Consecuencias de la desmotivación

  • Disminución notable de la productividad
  • Aumento del absentismo laboral
  • Caída del rendimiento del equipo
  • Disminución de los beneficios de la empresa
  • Incremento de la rotación de personal
  • Posibilidad que la imagen y la reputación de la empresa se vea perjudicada

La desmotivación laboral no es ninguna broma y puede traer graves consecuencias para la persona que lo vive y para la organización, sus beneficios y su crecimiento. Es muy importante pues conocer las herramientas para mantener al equipo motivado, de forma que, tanto la organización como el equipo, puedan crecer juntos hacia una misma dirección.

Consejos para mantener a tu equipo motivado o motivarlo si está desmotivado

  • Valorar el esfuerzo

Para motivar la productividad y reconocer el esfuerzo al alcanzar los objetivos se puede promover desde la compañía un plan de incentivos que haga sentir a los empleados que su trabajo está siendo reconocido.

  • Construir un clima laboral idóneo

En un entorno laboral grato, flexible y con las facilidades necesarias para realizar las tareas de la forma más cómoda posible, será más fácil evitar el estrés laboral y garantizar una mayor motivación por parte del empleado.

  • Crear un mapa de talento

Se trata de una herramienta que permite a una empresa ser consciente de las aptitudes y habilidades profesionales de sus empleados para así poder distribuir las tareas de una forma más orientada a sus cualidades e intereses.

  • Proyección hacia el futuro

La compañía debe tener una estrategia de crecimiento empresarial construida también junto a sus empleados. De esta forma, los trabajadores sienten los objetivos y metas de la empresa como si fueran los suyos personales y se les agudiza el sentido de pertenencia.

  • Fomentar la conciliación laboral y familiar

Otorgar una mayor flexibilidad ayudará a mejorar la conciliación laboral, familiar y personal de los empleados, hecho que, sin lugar a dudas, les hará estar más motivados por el trabajo.

  • Fomentar el Team Building

Promover tareas para mejorar el trabajo en equipo mejorará enormemente el clima laboral y hará que los empleados se sientan mucho más cómodos en la oficina o en las conexiones de teletrabajo.

  • Evaluación y revisión constantes del clima laboral

Existen muchas herramientas como las encuestas que sirven para recabar información del clima laboral y ver sus debilidades. Llevarlas a cabo es vital para reconocer rápidamente cuando puede haber un problema de desmotivación o de otra índole.

  • Mejorar el salario emocional

Ofrecer beneficios a los trabajadores más allá de su salario económico, en el que no siempre son incentivos en especias, sino intangibles emocionales que vale la pena estudiar.

Como hemos podido ver en este post, hay aspectos que se escapan de nuestra visión en el día a día y que no hay que dejar de tener en cuenta. La clave es tener una hoja de ruta pensada para entender los escenarios ideales, el status en ciertos momentos de análisis, y detectar lo más rápido si existe un problema de motivación en tu equipo. Es importante saber tratarlo de raíz para evitar consecuencias graves para la compañía y para las personas que dedican su tiempo y vida en ellas.

Los comentarios están bloqueados.