La obligatoriedad del control horario

por Anna Tañà

En 2019 se publicó en el BOE una orden que regula el registro de la jornada laboral para los trabajadores. Este Decreto-Ley obliga a todas las empresas a seguir un control y registro horarios. Supervisar la jornada laboral de los empleados sirve para evitar fraudes en las horas extras y para controlar los abusos laborales que puedan surgir. Tener este control horario es beneficioso tanto para el trabajador como para la empresa. El primero porque ve remuneradas todas sus horas extras y el segundo porque puede controlar el absentismo laboral.

Esta medida también ayuda a hacer cumplir el horario de trabajo, ya que con el incremento del teletrabajo, este aspecto se ha vuelto complicado de controlar. Existen muchas herramientas con las que realizar este registro, desde las manuales hasta las digitales con códigos QR, softwares o programas online.

Factorial HR explica algunas de las más utilizadas para el control horario de las jornadas:

  • Hojas de papel
  • Hojas de Excel
  • Aplicaciones específicas

Para el trabajo en remoto, los empleados deben cumplir con sus horarios igualmente, la empresa debe escoger un método para registrar su jornada aunque estén lejos de la oficina. Este control obligatorio también lo tienen que realizar los trabajadores parciales, aclarando su horario concreto.

Cada sector tiene sus peculiaridades y tiene que adaptarse a las herramientas más adecuadas para su situación. Algunos como la hostelería pueden tener más dificultades a la hora de controlar este tema. Al contrario de los funcionarios públicos, que como bien explica Factorial HR, no están obligados a realizar este registro. Además de ellos, hay diferentes profesionales que también se rigen por un carácter especial y no necesitan cumplir esta ley, Factorial HR nos los enumera:

  • Personal de alta dirección
  • Trabajadoras domésticas
  • Penados en instituciones penitenciarias
  • Deportistas profesionales
  • Artistas en espectáculos públicos
  • Trabajadores con discapacidad en centros especiales de empleo
  • Abogados
  • Cualquier trabajo declarada como relación laboral de carácter especial
  • Trabajadores autónomos y asociados a cooperativas

No cumplir con esta nueva normativa puede sancionar con una infracción grave con mínimos de 626€ i máximos de 6.250€.

Las ventajas de tener cumplir con este control horario son:

  • Conocer el trabajo de cada profesional
  • Realizar horarios flexibles
  • Gestionar turnos más fácilmente
  • Saber cuántas horas se deben al empleado
  • Asegurar la identidad de los empleados

En cambio, sus desventajas son:

  • El rechazo que puede sentir el trabajador
  • La falta de confianza y de motivación

Etalentum colabora con el MBA de la UVic

Publicaciones relacionadas

Esta web utiliza 'cookies' de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y un mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Aceptar Leer más