Subscribe via RSS Feed Google plus Etalentum LinkedIn Etalentum Youtube Etalentum

¿Cómo retener al candidat@ perfect@?

7 noviembre, 2019

Durante mi carrera profesional he tenido la oportunidad de seleccionar a mucha gente para las empresas donde he trabajado y desde hace un año y medio lo hago para otras en Etalentum. A lo largo de estos meses, he visto empresas muy interesadas en candidatos, muy buenos candidatos, y a éstos escoger otras oportunidades… ¿Por qué pasa esto? ¿Por qué como empresa tengo al candidato perfecto y éste se decide por otro proyecto? ¿Cómo evitarlo?

No hay un solo motivo, al final, los candidatos son personas y cada persona es un mundo como se suele decir. Cada candidato tiene motivaciones diferentes y es importante encontrar cuál es la suya para crear ese enamoramiento necesario que le haga elegirnos. En este post os dejo algunos consejos que espero que os sean útiles para afrontar entrevistas de trabajo como empleadores:

1) Háblales de tu proyecto

Una buena manera de ubicar al candidato es explicarle cómo es tu empresa, cuál fue su origen y en qué punto está; además, cuáles son sus planes de futuro y cómo encaja la posición vacante en ellos, de manera que generes en la mente del candidato un objetivo claro de cuál va a ser su aportación a la empresa. Es importante para los candidatos poder sentirse parte de algo y que su trabajo cuenta.

2) Expón los valores de la empresa

Toda empresa tiene unos valores que definen su marco de actuación, manera de trabajar y gestionar los equipos. Deben ser, por tanto, coherentes con lo que el candidato se va a encontrar cuando entre a su nuevo puesto. Es importante tenerlos definidos, muchas veces, sobre todo en empresas más pequeñas, no es tan habitual tenerlos por escrito, pero si reflexionas un poco en cómo se hacen las cosas en tu empresa podrás saber enseguida que valores te representan de forma natural.

3) Define bien la posición

Tener muy claro las funciones y el organigrama de la posición es vital para los candidatos, pero no es suficiente, quieren saber cuáles serán sus objetivos concretos a corto y medio plazo y si van a tener posibilidad de crecimiento en un futuro o no, pero sé sincero, no todos los candidatos buscan crecer jerárquicamente dentro de la empresa.

4) El salario no lo es todo

Al final de la entrevista, el candidato debe tener claras todas las condiciones contractuales: tipo de contrato, duración, convenio bajo el que está regido, horarios, salario y beneficios adicionales. Sin extenderme mucho en este punto que daría para otro post, me parece importante destacar que cada candidato parte de una remuneración mínima con la que poder cubrir sus necesidades familiares, aunque cada vez más, los candidatos valoran cada oferta de empleo en global. No es sólo el salario lo que les hace decidir: las distancias casa-trabajo, las posibilidades de conciliación y los beneficios adicionales son factores que cobran mucha importancia a la hora de tomar decisiones. Averigua cuál es el motivo que impulsa el cambio de empleo del candidato y mira si de alguna forma puedes cubrir su expectativa.

5) También es cuestión de feeling

La entrevista es un momento en el que debes tratar de imaginar si vas a ser capaz de trabajar con esa persona cada día, el éxito de la incorporación no dependerá sólo de sus conocimientos técnicos o del cumplimiento de sus objetivos, también será un factor importante su adaptación al equipo de trabajo existente para mantener un buen ambiente. Aunque tú no eres el único que hace esa valoración, el candidato también verá si se ve trabajando contigo cada día. Es importante que la persona que va a ser el responsable directo del candidato esté presente en al menos una entrevista del proceso de selección.

6) El tiempo apremia para todos

Cuando estás buscando un candidato suele ser para incorporarlo lo antes posible, pero debemos respetar los preavisos necesarios, aunque tengamos mucha urgencia. De la misma forma, cuando un candidato está en búsqueda activa de empleo el tiempo apremia, no podemos dilatar la toma de decisión, los procesos deben ser rápidos, de lo contrario, otra empresa llegará antes, aún cuando todas las entrevistas han ido de maravilla y se ha producido la magia del enamoramiento por ambas partes, esta sensación no dura para siempre y puede llegar otra empresa y hacer lo propio.

7) Ponlo por escrito

Una buena manera de terminar el proceso de selección con el candidato elegido es poner por escrito, y firmado por ambas partes, las condiciones del puesto en un pre-acuerdo contractual. Este paso nos ayuda a transmitir seguridad al empleado por un lado y, por otro, nos puede ahorrar malentendidos en un futuro.

Estos consejos te servirán para poder cerrar tus procesos de selección con mayor rapidez y con el convencimiento que aciertas con el candidato elegido, ¡objetivo conseguido! 🙂

Sobre el autor:

Baix Llobregat & Barcelonès Sud Manager asotorres@etalentum.com

Los comentarios están bloqueados.