Las personas como centro de la organización

por Anna Tañà

Desde hace ya algún tiempo, las organizaciones están empezando a cambiar sus políticas de recursos humanos. Estos departamentos, a lo largo de los años, se han ido centrando en la productividad y en cómo medirla. Es por ello que se ha olvidado, en parte, la creatividad y la innovación necesarias para captar nuevos talentos y recompensar a los que ya forman parte de la empresa. Las personas cada vez más están cogiendo relevancia dentro del equipo.

La pandemia ha sido uno de los factores que más ha potenciado este cambio. Durante este periodo las empresas han sido conscientes de la importancia que tienen las personas y su bienestar en la efectividad. McKinsey & Company realizaron un estudio con algunas de las empresas más grandes de Europa sobre cómo los líderes de RRHH pueden ayudar a crear nuevos modelos de trabajo más dinámicos. La mayoría coincidieron en que quieren volver al modelo que valora a la persona y la pone en el centro de la organización. La Covid-19 incrementó la demanda de peticiones a los departamentos de RRHH relacionadas con las necesidades físicas y mentales.

Esta tendencia viene acercándose desde hace ya unos años. Hacen falta modelos de RRHH más ágiles y efectivos que ayuden a los empleados y que sirvan para hacer crecer a la empresa, tanto en el factor humano, como en el productivo. Según el estudio, algunas de las nuevas políticas más flexibles y receptivas son:

  • Involucrarse directamente con los empleados

La oportunidad de construir relaciones personales se ha visto apartada por las estrategias promovidas por el departamento de RRHH que incluían la gestión remota de los procedimientos y la instalación de plataformas para el autoservicio. Aunque estas medidas hayan sido necesarias, es verdad que han potenciado unas políticas distantes y carentes de relación humana. Se han creado empleados desconectados que superan, en algunos casos, a los más comprometidos. Algunas empresas, según el estudio, están elaborando nuevas estrategias para alejarse del autoservicio y potenciar el contacto directo. Los procesos clave deberían hacerse cara a cara o de manera individual para que las personas se sientan escuchadas. Algunos de los participantes en el estudio de McKinsey afirman que el uso extremo de plataformas como Zoom han creado brechas entre la empresa y los empleados.

  • Permitirles ser ellos mismos en el trabajo

Muchas empresas coinciden en que es urgente encontrar la manera como RRHH puede pasar de una gestión mecánica a crear experiencia para el empleado. McKinsey afirma que se deben ampliar las funciones de estos departamentos. Ya no se pueden ocupar solamente de momentos contractuales, sino también deben implicarse en la equidad y la inclusión de todos los trabajadores. Cada vez más empresas apuestan por respetar las diferencias individuales e intentan adaptarse a las nuevas circunstancias de cada empleado. No solo se debe escuchar, sino también actuar proponiendo ayuda y soluciones para cada persona. Es muy importante crear cohesión en el grupo, solo así la empresa podrá avanzar. Una encuesta de la Asociación Estadounidense de Psicología descubrió que el 75% de los trabajadores temían interactuar con sus jefes inmediatos. Esto debe cambiar. Los líderes de RRHH tienen que educar a los gerentes para que incorporen relaciones de calidad en el lugar de trabajo.

  • Allanar el camino hacia “lo nuevo posible”

La pandemia obligó a los gerentes de RRHH y a sus equipos a reinventarse a la hora de establecer formas de trabajar en tiempo real. Se potenciaron los procesos ágiles. Las nuevas políticas pasarán por formar a los encargados directos, antes que a la alta dirección, porque es esencial que se tengan habilidades para ayudar a las personas en todo momento. Se deben formar a los empleados para que tomen decisiones rápidas, pero eficientes. El cambio de paradigma a la hora de trabajar ha sido enorme durante el último año. Se capacitó de liderazgo a muchas más personas para poder organizar las nuevas modalidades de trabajo. Esta nueva organización debería ser el punto de partida a partir de ahora en las empresas. Según el estudio, además, más del 70% de los empleados prefieren realizar un trabajo híbrido, antes que hacer teletrabajo a tiempo completo. Los líderes deberán acercarse cada vez más a los empleados para conocer realmente sus inquietudes. Se requerirá de nuevas prácticas culturales y los equipos de RRHH deberán innovar en las políticas de contratación.

  • Actuar como un capitalista humano

La búsqueda de talento debe extenderse a toda la organización, sobre todo en sitios específicos donde ganar talento es fundamental para el éxito de la empresa. Algunas empresas que han participado en este estudio, hablaron sobre crear ecosistemas de talento. Esta voluntad de cambio está llevando a las empresas a analizar mucho más detenidamente a sus trabajadores actuales. Hoy día, muchas organizaciones prefieren contratar a personal autónomo o temporal con el objetivo de flexibilizar y aprovechar las reservas de talentos que no están disponibles para puestos de trabajo a tiempo completo. Los departamentos de RRHH deberán buscar talento más allá de sus organizaciones. Deben crear nuevas formas de conectar con estos profesionales para identificar a las personas más adecuadas.

Este cambio se acompañará de las nuevas tecnologías, que darán más variedad a los líderes a la hora de establecer nuevas estrategias. Las empresas deben generar valor. Conocer a los empleados es indispensable para identificar posibles desafíos relacionados con las personas de la empresa. Los departamentos de RRHH serán esenciales para conocer mejor a la gente que trabaja dentro de la organización y ofrecerle lo que necesita en cada momento.

Etalentum colabora con el MBA de la UVic

Publicaciones relacionadas

Esta web utiliza 'cookies' de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y un mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Aceptar Leer más