Gestión del rendimiento

por Anna Tañà
Publicado: Última modificación el

Saber gestionar correctamente el rendimiento en una empresa es una tarea esencial para el área de RRHH. Implantar el modelo más adecuado no es fácil, pero es indispensable para conseguir una buena productividad y mantener la competitividad de la empresa. Detectar las necesidades de la organización y de sus empleados será muy útil para establecer el correcto modelo a seguir.

La gestión del rendimiento, como bien define Bizneo, es el conjunto de procedimientos y criterios que se utilizan para valorar el desempeño de los trabajadores en una empresa. Este proceso se realiza íntegramente en el departamento de RRHH, pero los líderes de equipo también deberían revisarlo para aportar su visión. Dependiendo del rendimiento que haya en una empresa, su gestión laboral también variará. Tener estos datos permite a los directivos tomar decisiones tales como ascensos, contratos o rotaciones.

Uno de los principales objetivos es aumentar la eficiencia de los trabajadores. Implementar un buen sistema de medición del rendimiento permite tener indicadores de evaluación para que ellos mismos conozcan qué se espera de su trabajo. Se recomienda apostar por crear un software de evaluación de desempeño para optimizar al máximo el procedimiento y para  tener las estadísticas siempre actualizadas.

Bizneo nos muestra 5 razones para implantar un procedimiento de gestión del rendimiento:

  • Genera confianza en la plantilla
  • Ayuda a tomar mejores decisiones
  • Garantiza la objetividad de la evaluación
  • Promueve la cultura corporativa y la formación continua de los trabajadores
  • Permite crear planes de carrera para retener al mejor talento

Gestionar de manera adecuada el rendimiento dará muchos beneficios a la empresa, pero también a los trabajadores. Conocer exactamente los objetivos empresariales y evaluar sus tareas les permite llegar a ser más eficientes y productivos. Es importante que una vez realizado el plan de gestión, este se actualice y se revise regularmente.

Actio Global divide el proceso en 4 fases:

  • Planificación
  • Ejecución
  • Seguimiento
  • Revisión

El primer paso siempre será que todos los miembros de una empresa conozcan toda la información sobre la misma. El conocimiento de cómo procederá la empresa y qué objetivos va a querer conseguir debe ser público.

Sin una buena gestión, no se podrán alcanzar los resultados económicos esperados. Realizar este proceso de análisis permite conectar la estrategia y la planificación del negocio con su ejecución para conseguir los objetivos previstos. Existen muchos modelos de gestión del rendimiento y de evaluación del desempeño, solo se tiene que encontrar el más adecuado para tu empresa.

Etalentum colabora con el MBA de la UVic

Publicaciones relacionadas

Esta web utiliza 'cookies' de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y un mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Aceptar Leer más