¿Cómo pasar de jefe a líder?

por Anna Tañà

En muchas ocasiones ser el jefe no te asegura ser un buen líder. Para convertirte en este último tienes que desarrollar algunas competencias imprescindibles que te permitan hacer frente al entorno laboral. Actualmente se está pasando de la figura del jefe a la del líder y se valora mucho más la confianza y la colaboración al control y a la autoridad que ejerce el primero.

La falta de empatía se ve substituida por la preocupación hacia los empleados y su bienestar. Estos son los pasos básicos para convertirte en un buen líder actual. El foco deben ser las personas y es importante olvidar algunas costumbres pasadas para centrarse en el respeto, la empatía, el reconocimiento del trabajo, la escucha activa y la flexibilidad. Estas son las habilidades principales de un buen líder.

Las llamadas soft skills, se han convertido en elementos imprescindibles para los equipos y para los gestores de personas. Aunque se sigan dominando las habilidades más técnicas, será muy importante que todo buen líder aprenda a adquirir las primeras si quiere convertirse en una persona de referencia para los profesionales.

Se necesitan nuevos líderes para hacer frente a los cambios a nivel económico y empresarial que está viviendo el mercado, sobre todo después de la Covid-19. Actualmente, lo que más se valora es el poder de atraer y retener talento, a la vez que se mantienen satisfechos a los empleados para que sean eficientes y estén motivados en sus trabajos. Todo el potencial que puedan desprender los equipos depende de las habilidades de los líderes para sacarlo.

Otro de los retos a los que se deben enfrentar los nuevos líderes son las nuevas modalidades de trabajo híbrido y teletrabajo. En esta nueva realidad laboral, la gestión y el liderazgo tienen un papel fundamental. En RRHH Digital enumeran algunas de las tareas que deberá realizar el líder en estas ocasiones:

  • Organizar los tiempos en los que se podrá trabajar de forma sincrónica con el equipo
  • Comunicación clara, transparente y constante
  • Dejar evidencia de las conversaciones
  • Trabajar orientado a los resultados
  • Metodologías ágiles
  • Transparencia como clave de gestión de equipo

Para pasar de ser jefe a ser líder, y según RRHH Digital, es esencial buscar la mejora continúa y ser constante. La manera de liderar ha cambiado radicalmente, sobre todo en el último año. Ahora, un buen líder, es aquél que está activo y que conoce la realidad de sus equipos. Debe aprender a gestionar el cambio y dominar la comunicación para poder informar de todo y servir de punto de referencia.

Un buen líder debe ser empático y racional, debe estar al día de todos los cambios que ocurren en su entorno y en el de la compañía. Hacer este paso requiere de esfuerzo y mucho trabajo.  

Etalentum colabora con el MBA de la UVic

Publicaciones relacionadas